Entradas

ARTÍCULOS PARA MATRIX LEARNING Nº 2

SITUACIÓN Y RETOS DEL SECTOR DESPUÉS DEL PRIMER SEMESTRE 2018 (2ª parte)

En el post de la semana pasada empezábamos introduciendo la situación del sector del fitness en España después de haber terminado el primer semestre de 2018…
Hoy, vamos a intentar focalizarnos en los retos que tiene este sector no solo para este 2018 si no para los próximos años.
En primer lugar, y como principal objetivo creo que debemos reconocer que nuestro foco debe ser combatir el sedentarismo que afecta a buena parte de la población española. Esto se puede hacer mediante campañas conjuntas de sensibilización a la población, una implicación de todas las administraciones y con unión en el sector con este objetivo. Se trata, pues, de que haya más gente haciendo actividad física de forma regular, de hacer entender a la gente que es fundamental para la salud hacer actividad física y que las consecuencias de no hacerlo son nocivas para la salud pero también para el sistema sanitario español que va a ver cómo gasta mucho más por el hecho de no intervenir en la prevención de este sedentarismo. El objetivo debe ser que todo el mundo haga, como mínimo, una hora y media de actividad física a la semana distribuida en 3 días.
El segundo objetivo debe ser que el sector del fitness siga apostando por la unión, por ir juntos y tener un interlocutor frente a las administraciones. Siempre se han conseguido más cosas para un sector cuando las administraciones han visto a un sector fuerte y unido.
Otro objetivo seguirá siendo convencer a los gobernantes que es importante bajar el IVA a los gimnasios y centros deportivos por que en ellos se hace promoción de la salud, y se reduce el coste sanitario de la población.
Es importante, también que los operadores se fijen en la propuesta de valor que ofrecen a sus clientes y lo pongan en su punto de mira. Este aspecto, junto a una acertada política de “pricing”, va a marcar la evolución del mercado.
En este sector, cada día hay más oferta y el cliente se sabe el centro de atención y es más entendido, con lo cual va a costar retener a un cliente que no esté satisfecho en la propuesta de valor que reciba.
Y es por esto que el operador debe centrarse en dar un valor que sea diferencial y duradero. Sabemos que el sector está sujeto a modas y entre ellas van a sobrevivir las apuestas duraderas y consolidadas. En este aspecto destacamos el pago por cuotas mensuales ( el cual sigue siendo vital para el equilibrio de la operación) , la apuesta por la tecnología digital aplicada de una forma útil y entendible para el cliente y la formación continuada de manera seria a todos los profesionales y especialidades que se reúnen en un mismo centro deportivo.
También será relevante la capacidad de hacer atractivo nuestra imagen y nuestra parrilla de productos y servicios a todos los segmentos de consumidores, nuevos y antiguos, que estén interesados en el mundo del fitness. Para todos ellos debemos conseguir que se sientan atraídos, satisfechos y fidelizados.
Pero en nuestro sector hay un factor que marca mucho el perfil a la hora de gestionar y a la hora de transmitir a todos los profesionales que trabajan para que el centro opere satisfactoriamente…Es la PASIÓN por lo que hacemos !!! y en eso debemos ser capaces de transmitir a todos los que nos rodean sean clientes o colaboradores. Trabajar con pasión te ayuda a transmitir mejor, te ayuda a pasarlo mejor y te ayuda a tener mejores resultados elevando el compromiso.

Pere Solanellas

NECESITAMOS LÍDERES

Estamos asistiendo desde el inicio de esta legislatura con Rosell como presidente del F.C.Barcelona a un tipo de liderazgo muy contrapuesto al que existía con Laporta en la legislatura anterior.

Se trata de un liderazgo de eficiencia, donde aprovechando la inercia de la directiva anterior ( en la que por cierto también estaba Rosell) se materializan resultados económicos incontestables pero la gestión no acaba de ilusionar a la masa social. Esta disociación entre gestión y transmisión de la pasión es característico de etapas de eficiencia en las empresas donde el gráfico resultante de su gestión es plano.

La gestión de este tipo de etapas no es sencilla por la atención que deben tener todos sus integrantes aunque no se hayan acabado de entender en este caso resoluciones como el  “caso Abidal” o bien la exposición a las bondades de un contrato de sponsoring con Qatar que asegura unos ingresos jugosos pero que no aportan ninguna identificación. Es una etapa marcada por el control y rigor en el tema económico, pero también por la falta de política comunicativa y por la recogida de los resultados.

Sin embargo, esta época es contrapuesta a la anterior donde se caracterizó por una etapa transformacional donde no existía tanto rigor pero donde se logró transformar el club a través de la ilusión de personas que lideradas por Laporta revolucionaron el club desde el punto de vista deportivo social y económico. Fue el tiempo de sembrar, de idear un club que en los últimos años ha sido referente a nivel mundial y de afrontar un reto que revolucionó la entidad a través de la ilusión, la misma que hizo cometer unos errores imperdonables que ensombrecieron la excelente puesta en marcha de la estrategia, con una implantación sin precedentes en el mundo del fútbol.

Pero este tipo de alternancia de etapas en el liderazgo de un club como el F.C.Barcelona también es habitual en las empresas y generan como así ha sido en el Barça partidarios de un líder versus partidarios del otro.

Incluso en la gestión de los jugadores por parte del entrenador correspondiente, hay diferentes formas de abordarla si bien en un club tan mediático como el F.C. Barcelona debe tener un director de orquesta que ilusione a sus jugadores y éstos a la vez lo hagan con los aficionados. En la época de Guardiola, completamente transformacional e innovador la ilusión desbordaba y se reflejaba en el rostro de los jugadores. Ahora con la gestión de Tata Martino, impecable por cierto tanto en su comportamiento como en los resultados hasta ahora obtenidos, no se nota esta energía transferida ni esta pasión por el juego más allá de un trabajo metódico, incluso diríamos correctivo de situaciones anteriores y lógico desde el punto de vista de su aplicación

Más allá de poder valorar cada uno de los líderes, creo que es bueno hacer pensar a la gente que la existencia de uno es inevitable para el otro y que siempre que existe una etapa transformacional debe existir después una etapa de eficiencia porque la transformación alargada en el tiempo puede producir un caos en la empresa, pero también al revés, después de una época de eficiencia es lógico pensar y esperar que llegue un líder transformacional.

Hace falta en el management líderes que entiendan estas situaciones y que, o bien practiquen liderazgos situacionales para cada tipo de “momentums” en las empresas o bien sepan dar el paso elegantemente a otra etapa sin reproches.

En la sociedad falta también, la cultura de saber que no existe  un Rosell sin un Laporta ni un Tata sin Guardiola, pero tampoco sería bueno mirar hacia atrás sinó preparar a los líderes para ser capaces de gestionar ambas situaciones.

El liderazgo bien llevado es aquél que es compartido, que es transmisor de la ilusión por el trabajo realizado y crea pasión como antesala de la felicidad tanto desde el punto de vista del creador o creadores del bien, como del que recibe el producto. Es también, el que sabe trabajar en equipo y el que fomenta la cultura de mejora continua para poder algún día ser diferente y que la gente lo reconozca como innovador y aprecie su valor

Así pues, más allá de gestores, necesitamos líderes.

 

Pere Solanellas

CEO& founder  WUICS

Director Master Dirección Deporte

Universidad Pompeu Fabra