Entradas

Barcelona- Pirineus 2022

Una vez presentada la candidatura de Madrid 2020 y  después de unas semanas de haber conocido su derrota en la fase final celebrada en Buenos Aires el 7 de septiembre en la reunión del COI que tuvo como ganadora la candidatura de Tokio 2020, Barcelona y el Comité Olímpico Español debe decidir si tira adelante la candidatura de Barcelona-Pirineus 2022

Ahora toca analizar si esta candidatura debe avanzar en su carrera olímpica que se debe decidir de aquí a 2 años en Singapur. Muchos son los comentarios que circulan, y las redes sociales rebosan de opiniones para todos los gustos, incluso ya se han hecho las primeras declaraciones políticas al respecto. Pero vayamos a analizar los pros y los contras de presentar esta candidatura:

Como puntos fuertes creo que podríamos enumerar:

1) La candidatura tiene “sentido” y tiene “seny” desde sus orígenes. Me explico. Creo que es una candidatura con un objetivo muy claro de hacer territorio y que si se explica bien a la población puede tener un efecto muy beneficioso a largo plazo para las ciudades y territorios que la organicen.

2) La candidatura es original, y cualquier proyecto que hoy en día se presente tiene que ser original y diferente. Misión clara, objetivos impecables, creo que estratégicamente la candidatura tiene un apoyo estratégico que le puede dar una ventaja competitiva si se sabe explicar interna y externamente de manera conveniente.

3) La candidatura ha estado escondida desde que Jordi Hereu la lanzó en diciembre de 2010. Se ha ido trabajando en el contenido desde el silencio que ha permitido precisamente estar en una retaguardia que ahora por oportuna ha pasado a la primera línea informativa.

4) La geopolítica nos ayuda ya que después de Sochi 2014 y Corea 2018, parece lógico pensar que en 2022 toca Europa y en eso Barcelona tiene ventaja sobre alguna de las ciudades candidatas.

5) Barcelona cuenta con una experiencia demostrada en ceremonias y organización de grandes eventos y contamos con grandes gestores y profesionales para poderlos organizar de forma excelente.

6) Contamos también con la experiencia de los errores que se han cometido recientemente en la candidatura de Madrid 2020. Conocemos un poco más las reglas de juego, ofrecemos algo diferente y atractivo, sabemos que hay que trabajar el lobby del COI y que debemos realizar un dosier técnico impecable pero también hay que saber presentarlo.´

7) Tenemos un Ayuntamiento de Barcelona saneado que no plantea estos Juegos para poder sanear sus cuentas si no que pretende contribuir a la riqueza del territorio al que pertenece.

8) Los Ayuntamientos de los pueblos del Pirineo están llenos de ilusión por la clara mejora de las infraestructuras que puede suponer

Pero también hay hándicaps que debemos conocer y no obviar de cara a podernos decidir próximamente a continuar con esta candidatura:

1) El primer hándicap serio sería la actual situación económica española que no despierta confianza en el exterior y que puede ser una de las causas de un rehúso por parte de los miembros del COI.

2) La candidatura debe ser ambiciosa ya que queda demostrado que el COI quiere candidaturas fuertes y ambiciosas en las inversiones a realizar.

3) Un motivo negativo puede ser el esfuerzo pedagógico que necesita la candidatura para convencer primero a los ciudadanos y después a los miembros que valoren la candidatura. Este esfuerzo pedagógico mezclado con un “momentum” político muy alterado y revolucionado puede ser un elemento de confrontación que no favorecería la propia candidatura.

4) El reciente varapalo del COE a nivel internacional donde claramente ha tenido unos resultados mucho peores de lo esperado no hace pensar que la situación varíe, cuando menos si las causas han sido más de país que de proyecto.

5) La rivalidad de Madrid y Barcelona a nivel político no hace pensar que la candidatura tenga un respaldo de todo el país y esto puede ser un motivo para que el COE no le dé el suficiente respaldo.

6) Los deportes de invierno si bien son practicados históricamente por el deporte olímpico español (todos recordamos a Paquito Fernandez Ochoa en Sapporo) tiene pocas licencias en España y una fuerza relativa en las federaciones correspondientes internacionales.

Con todo ello la candidatura tiene sus pros y contras y deberá liderar debates internos dentro del Ayuntamiento de Barcelona, en la Generalitat, en el COE, incluso a nivel del Gobierno de España.

Mi opinión es positiva ya que cumple con dos de los tres aspectos fundamentales en estos proyectos: tenemos una candidatura original, tenemos un equipo competente, y ahora debemos ver si tenemos financiación. Dependerá también del patrocinio privado y de la inversión privada que tanto ha dado a este país desde el silencio y desde su compromiso con los grandes acontecimientos. Lo único que me gustaría es pedir a los políticos sentido de país y responsabilidad, un claro comportamiento ético de los responsables que participen en el proyecto y un esfuerzo en saber explicar la candidatura. De su comunicación dependerá su continuidad.

Animo Barcelona-Pirineus 2022 !

 

Pere Solanellas

CEO& founder  WUICS

Director Master Dirección Deporte

Universidad Pompeu Fabra

Lecciones de Buenos Aires

Ya han pasado unos días después de la decepción de la eliminación de Madrid 2020 como candidata a organizar los Juegos Olímpicos. Una decepción que se ha ido digiriendo por una parte y se ha ido aprovechando por otra, por aquellos que o estaban en contra de que España celebrase estos Juegos o por aquellos que han visto en los defectos de la presentación unos errores de bulto que no se deberían permitir en un país que pretende ser referencia en la gestión del deporte.

Más allá de consideraciones partidistas, creo que deberíamos sacar unas conclusiones que permitan tomar decisiones en la depuración de responsabilidades (recordemos que se ha invertido dinero público) como de orientación de una posible continuidad de la candidatura.

Mi sensación, y la de muchos, es que deberíamos sacar unas conclusiones que resumo en una serie de preguntas:

 

a)   Cuales son las reglas de juego ? En la Universidad, los profesores que impartimos clase sabemos que nuestros alumnos cuando tienen examen de nuestra asignatura, nos preguntan qué materias entran en el examen e incluso en el mismo examen nos piden qué peso de puntuación tienen cada pregunta. Qué elementos deciden el voto de los miembros electos del CIO? Qué peso tienen las consideraciones técnicas y las geopolíticas. Porqué? Estas preguntas se deberían poder contestar para que la votación no se convierta en un mercadeo que tiene más parecido al voto táctico de Eurovisión o de “Gran Hermano” que a una votación imparcial que elija la ciudad mejor preparada y más idónea para organizar unos Juegos Olímpicos. Mi impresión es que se debería realizar una propuesta completa a sobre cerrado y con unos criterios objetivos debería salir la ciudad con mejor propuesta.

b)   Por qué no hacemos autocrítica? De momento ha brillado por su ausencia, sobretodo en la parte más política que han estado más preocupados de su rédito personal que de la importancia real para la ciudad y para todos los deportistas y estamentos deportivos de España de una organización de este tipo. La autocrítica real sería un ejercicio de humildad básico para poder ver con objetividad y en perspectiva todos las secuencias y acontecimientos que han pasado en el transcurso de esta candidatura.

c)    Por qué no tenemos dirigentes del deporte que sean deportistas o gestores del deporte?  Yo siempre he creido que el Presidente del COE debería ser un exdeportista con un gran networking internacional y con un palmarés intachable que pudiera ser capaz de liderar a todo un equipo de la candidatura y que ofreciera una gran solvencia internacional.

d)   Por qué no aplicamos normativas de ética y transparencia en la misma candidatura y en el deporte en general? Esta normativa nos hubiera protegido de la sombra de sospecha continua que España tiene desde que el proceso de la “Operación Puerto”, o bien en el detalle justificado de los gastos de la candidatura en su exposición en tierras argentinas.

e)   Por qué no tenemos influencia internacional?  Sabiendo a priori de la importancia que se le da a la influencia en el seno del CIO y de la política internacional, por qué no se ha promovido un lobby que haya cuidado de este aspecto diplomático. Ha sido inteligente la postura de España en la gestión del Peñón de Gibraltar sabiendo del peso de la Commonwealth en el CIO ? Hemos gestionado bien la diplomacia internacional en casos como el avión de Evo Morales, etc??

f)     Hemos propuesto algo diferente en nuestra candidatura? Hemos sido innovadores? EL gran valor diferencial de Madrid 2020 ha sido que las instalaciones ya estaban hechas. Ha sido inteligente decir que ya estaban hechas cuando faltan aún 7 años para celebrarse y en este tiempo las instalaciones se deterioran e incluso se vuelven algunas obsoletas?

g)   Hemos tomado decisiones o hemos depurado responsabilidades en un país con episodios continuos de corrupción , o bien hemos intentado tapar los grandes casos de corrupción sin depurar responsabilidades políticas en los partidos donde se han producido?

h)   No nos tendríamos que haber retirado antes? Sobetodo viendo la decisión de Roma debido a la crisis económica que atraviesa Italia, parece l´´ogico pensar que igual un país que la vive de forma pareja, igual había de tomar la misma decisión un tiempo antes de llegar a la fase final.

i)     Por qué los medios de comunicación nos han hecho creer que Madrid tenía grandes posibilidades e iba “por delante” aumentando falsamente nuestras expectativas? Objetivamente estas expectativas no eran suficientes para ganar y a la postre han supuesto una derrota colectiva que afecta al optimismo social y a la sensación de derrota de un país.

j)     Por qué nos decían que la presentación pública de la candidatura española había sido excelente? A parte de Pau Gasol y el Principe Felipe la presentación española fue nefasta y llena de imprecisiones, lecturas poco convincentes y de errores más propios de estudiantes que de políticos.

 

Con todas estas preguntas aún sin contestar por los dirigentes deportivos de este país, me quedo con la presencia activa del Príncipe Felipe con una exposición notable acorde con la preparación y cargo para el cual cada día parece estar más preparado, y con la ilusión  de los deportistas que allí acudieron y que desde España esperaban con ansias que saliera Madrid 2020 porque entre otras cosas dependía su beca, la subvención a su Federación, o el acondicionamiento de los Centros de Alto Rendimiento donde entrenan. Estos deportistas sí han hecho autocrítica y parecen estar hartos de los políticos. Ahora parece lógico que sea su turno, ya que recordemos que la base del Olimpismo son los deportistas y a ellos sí les debemos escuchar.

 

Pere Solanellas

CEO & founder  WUICS

Director Master Dirección y Gestión del Deporte

Universitat Pompeu Fabra