Entradas

Diferencias entre Jefe y Líder

DIFERENCIAS ENTRE “JEFE” Y “LÍDER”  

Está muy extendida la idea que dirigir es “mandar” y  que el líder de una empresa debe mandar a sus trabajadores y dirigir su actividad… Pero ser jefe no significa ser un buen líder ya que existen jefes que a través de la autoridad perjudican el desarrollo del equipo.

Enumeremos hasta 20 unas cuantas diferencias entre jefe y líder:

El jefe utiliza la autoridad para dirigir. El líder no necesita hacerse valer de ella para conseguir el respeto y la admiración.

1. El jefe utiliza la autoridad para dirigir. El líder no necesita hacerse valer de ella para conseguir el respeto y la admiración.

2. El jefe utiliza la autoridad como privilegio de mando, en cambio el líder lo utiliza para servir a su equipo.

3. El jefe utiliza la autoridad para inspirar miedo. Es muy común que sea una persona temida en presencia y odiada en su ausencia. El líder inspira entusiasmo, genera simpatía, la gente quiere estar con él, es admirado y sobretodo respetado.

4. El jefe siempre está buscando el error, que no disculpa y lo sanciona y castiga. Cree que con esto va a lanzar un mensaje de rectitud en su organización. Lo que no se da cuenta es que casi siempre es innecesario y siempre contraproducente. El líder busca la solución, perdona los errores, los disculpa y se fija más en el aprendizaje de la solución que en el propio problema.

5. El jefe ordena unas tareas a sus colaboradores y les ordena unos tiempos. Es muy típico en estos casos poner un control sobre esos tiempos y estar pendiente de quien los cumple y quienes no. El líder trabaja con los demás, marca el paso y se fija más en la aportación de ideas que en los tiempos y los castigos.

6. El jefe convierte el trabajo en algo insoportable, en una carga, consume la ilusión de su gente y les despierta del sueño. El líder hace que reine el buen ambiente, que la gente tenga ganas de trabajar y que su equipo se desarrolle en el trabajo, intenta que todos tengan y cumplan sus sueños: acompaña los sueños de sus colaboradores.

7. El jefe esconde la información, solo él sabe hacer las cosas y sabe lo que ocurre, el líder la comparte, señala y guía pero deja hacer a su equipo a través de la delegación.

8. El jefe no quiere capacitar a la gente, los quiere explotar y prefiere un perfil de su equipo medio-bajo para que él mismo pueda sobresalir. El líder potencia y capacita a su equipo por que piensa que formando a su equipo, eleva el nivel de su compañía y así se harán mejor las tareas y los proyectos.

9. El jefe hace las cosas correctas, las que tocan. El líder se adelanta, se pregunta el porqué de cómo se hacen las cosas y no se contenta con lo que se consigue si no que siempre busca la excelencia y abona por la cultura de mejora.

10. El jefe ataja las personas que puede considerar una amenaza. El líder quiere personas mejores que él en su equipo y no teme nunca a las personas capaces.

11. El jefe culpa a terceros, concentra los elogios y personaliza la gestión en su persona. El líder sabe ser generoso y le cuesta poco repartir reconocimientos personales y grupales para su equipo.

12. El jefe mantiene distancias personales con su equipo. Normalmente elige a 1 o 2 personas que las tiene como “vasallos” o personas de máxima confianza (relativa). El líder se preocupa y se ocupa por su gente tanto a nivel personal como de sus carreras profesionales.

13. El jefe habla en singular. Utiliza mucho el “yo”. El líder habla siempre en plural y  utiliza el “nosotros”.

14. El jefe siempre tiene razón aún cuando los hechos demuestren lo contrario. El líder es maduro y es capaz de dar la razón a un miembro de su equipo aún cuando el planteamiento fuese en contra de su propio planteamiento.

15. El jefe cree en la justicia: a todo el mundo hay que tratarlo igual!! (dice…) El líder sabe adecuar su estilo de liderazgo a cada momento y a cada persona. No a todas las personas ni colaboradores hay que tratarlos igual!!

16. El jefe ordena las cosas tal cual se deben hacer,. Se desvive para que se hagan las cosas a su determinada manera… El líder fomenta la creatividad de las personas y les pide ideas creativas para fomentar la innovación y así generar un valor diferencial.

17. El jefe frunce el ceño, está serio, como enfadado. Estando así le parece que infunde más el respeto. El líder es divertido, fomenta el “buen rollo” y cree firmemente que eso no es incompatible con ser muy exigente.

18. El jefe cuenta las horas trabajadas por su equipo, le gusta que la gente trabaje sin descanso. El líder hace que el trabajo sea interesante y sabe que cuanto mejor líder sea, la gente trabajará más porque se sentirán más comprometidos y se centra más en la calidad que en la cantidad.

19. El jefe tiene privilegios y los quiere mantener. Está obsesionado con su retribución. El líder dota de significado e inspiración a su trabajo, no quiere privilegios y no le obsesiona la retribución. Piensa que le llegará si es capaz de inspirar y hacer progresar a su equipo de colaboradores hacia la visión.

20. El jefe aplica el autocratismo continuamente. Se sirve del trabajo de los demás para resolver él mismo los problemas. El líder sabe delegar y pone los recursos necesarios para que el delegado pueda tomar buenas decisiones que las respeta y las apoya.

Feliz semana !!

 

El Liderazgo en el Gestor Deportivo (4ºparte)

EL LIDERAZGO EN EL GESTOR DEPORTIVO (4ª parte) 

Hoy les vamos a hablar de las 20 características principales que debe poseer un líder que gestiona un centro deportivo:

1.Creatividad: Consiste en ser capaz de estar continuamente generando ideas relacionadas con el centro y preguntarse por qué se hacen las cosas de una determinada manera. El líder acostumbra a ser  una persona entusiasta en este aspecto y gran generadora de ideas y proyectos.

2.Confianza: Esta característica supone un flujo bidireccional caracterizado por el hecho que el líder tiene que ser digno de confianza y al mismo tiempo confiar plenamente en sus colaboradores. Debe saber delegar funciones compartiendo la toma de decisiones, buscando soluciones y no culpables. Esta confianza tiene que ganarse en las actuaciones diarias y cotidianas.

3.Comunicación: Si a un director o gerente le preguntan qué actuaciones lleva a cabo cada día, seguramente responderá que la de comunicar es una de las más frecuentes. Esta calidad o habilidad directiva sirve para consolidar la relación entre el líder y las otras personas. Si en la relación entre personas la falta de comunicación es causa de rupturas, en el campo profesional da lugar a la disminución del rendimiento de los trabajadores y de la capacidad organizativa.

4.Accesibilidad: El líder tiene que ser fácilmente accesible para sus colaboradores, practicar una política de puertas abiertas estando siempre abierto a escuchar a todos. Es importante que sea consciente de que además de dirigir, lidera personas que dan un servicio y que tienen unas necesidades y unas aspiraciones.

5.Credibilidad: Como consecuencia de sus propias acciones, el líder tiene que resultar creíble para sus colaboradores. Esta es una condición muy difícil de conseguir y muy fácil de perder. Es fundamental en cualquier organización “predicar con el ejemplo” y ser el espejo ante tus empleados y seguidores.

5.Compromiso: El líder tiene que estar comprometido plenamente con su trabajo, por lo cual tiene que analizar qué actitudes le traerán a ganar este compromiso con la entidad. Su principal objetivo tiene que ser ganar compromiso de sus empleados y con la empresa.

6.Sacrificio: Se trata de sacrificarse y renunciar a cosas en beneficio de los otros, en este caso con tus propios empleados. Líderes históricos como Lincoln, Ghandi, Buda, etc. se distinguieron por seguir a sus seguidores sacrificándose por ellos.

7.Tenacidad: Sin esta calidad es imposible conseguir las metas propuestas. Un líder tenaz es un líder firme, perseverante, que no cesa fácilmente de sus propósitos o sus deseos. Se escuchan todas las opiniones, se analizan todas las acciones pero sabe que tendrá que tomar decisiones y aceptar las consecuencias.

8.Saber delegar: Este atributo representa una de las mayores habilidades del líder. Constituye una prueba de confianza  en sus colaboradores a la vez que permitirá dedicarse a desarrollar las funciones propias de su cargo sin implicarse en la de los otros. Esta calidad es imprescindible pero no es fácil de desarrollar.

9.Aceptación del riesgo: El líder, a veces, busca una cierta dosis de riesgo en sus decisiones con el objetivo de abrir horizontes nuevos a la entidad. Tiene que estar abierto a las posibilidades que se le presenten. Hay que incitar a la innovación sin temor al fracaso

10.Saber escuchar: El líder tiene que saber escuchar a sus trabajadores. Tiene que hacerlo con paciencia, y mostrando la máxima comprensión. Tiene que escuchar a los empleados tanto si se trata de asuntos personales como profesionales. Los encargados de las tiendas por ejemplo, deben estar pendientes de sus clientes y se les tiene que poner a disposición las herramientas adecuadas para hacer llegar las quejas, reclamaciones y sugerencias.

11.Visibilidad: Es importante “dirigir sobre el terreno” y no esconderse por muy mala que sea la situación.  No se puede dirigir a distancia o escondido. Hay que estar visible para los empleados, no solamente por razones de motivación o de solución de problemas sino también para estar al día y poder coger las riendas de la empresa para después poder planificar las acciones más adecuadas.

12.Calidad: La calidad hay que interiorizarla para poder ponerla en práctica y se tiene que empezar por los actos más sencillos de la vida cotidiana del centro deportivo. El objetivo es crear la cultura de “0 defectos”.

13.Respeto: El líder tiene que aplicar este atributo hacia un mismo y hacia los otros comportándose bajo los cánones básicos de la ética y no actuando en contradicción con su propia conciencia. Es fundamental que este respeto lo extienda a las actitudes personales y profesionales de sus empleados.

14.Integridad personal: Es una de las calidades más exigibles de un líder. En un momento como el actual, donde existe una gran competencia en el sector, es importante ser un ejemplo de honestidad y de ética.

15.Humildad: Esta calidad se desarrolla plenamente con el “efecto boomerang” puesto que los resultados se reflejan positivamente en la práctica. Aquí también será importante saber triunfar.

16. Autoconciencia: Es la capacidad y habilidad para conocer y entender los propios cambios de humor, emociones e impulsos y su efecto en los otros.

17.Autocontrol: Capacidad para autogestionar los impulsos y estados de ánimo perjudiciales, controlándolos y reorientándolos. Implica al mismo tiempo una tendencia a pensar antes de que actuar y reservarse los juicios de valor.

18.Motivación: Significa la capacidad para desarrollar una pasión por el trabajo, motivada por las propias condiciones personales más allá del sueldo y del prestigio. Esta pasión se tiene que convertir en herramienta para motivar al equipo de trabajo.

19.Empatía: Se entiende por empatía entender las emociones de los otros, siendo capaz de tratar a la gente según sus reacciones emocionales.

20.Habilidades Sociales: Capacidad para encontrar una base común que permita crear relaciones y redes con los otros. En estas redes y relaciones podemos encontrar nuevas aportaciones en nuestros negocios, incluso, nuevos negocios.

 

Feliz semana !!

 

El Liderazgo en el Gestor Deportivo (3ºparte)

EL LIDERAZGO EN EL GESTOR DEPORTIVO (3ª parte)

Una de las técnicas que debe dominar más el líder es la comunicación. Si la comunicación en las relaciones interpersonales se vuelve fundamental para que fluyan , en el liderazgo es la manera en el que el líder gestiona las emociones de sus seguidores. Es fundamental cuidarla, alimentarla y a la vez modificarla en función de cada persona. Si desde pequeños nos enseñaron a que todas las personas hay que tratarlas por igual, en el mundo de la empresa, no nos funciona y el líder debe percatarse de las particularidades de cada ser humano que tiene en su organización.

Cuantas veces una mala comunicación provoca una pequeña crisis en la empresa ¡!! Una persona no copiada en un e-mail, un mensaje no contestado, una mala respuesta a un componente del equipo, una falta de claridad en la exposición, un no reconocimiento público al buen trabajo de alguien, la falta de transparencia o la poca información que se emite,… Todo ello hace que el seguidor se plantee si realmente es deseable segur al líder. Imagínense la exigencia comunicativa que tiene el líder ¡!

La diferencia entre un líder y otro reside en el estado de ánimo y el tono de la comunicación sin mensaje, de ahí la repercusión emocional de lo que dice y hace un líder: la comunicación no verbal se convierte en fundamental cuando el líder está presente junto a su equipo ya que se hace prioritario en las miradas de los demás: la gente está pendiente de sus movimientos, de sus estados de ánimo, de sus expresiones, de sus miradas, etc.. Es por esto que la función del líder es exigente y le corresponde dar ejemplo en todo momento ya que su equipo está pendiente de él.

Pero la esencia del liderazgo son los seguidores. Liderar es la capacidad que tienen los líderes para que la gente los siga en el camino de la consecución de objetivos. Sin embargo, la gente tiende a seguir a quien ofrece medios para la satisfacción de sus deseos y necesidades. El liderazgo influye en el comportamiento de los individuos y de los grupos para conseguir unos objetivos ya que no solamente involucra a una persona si no a todo un grupo de personas que son capaces de ilusionarse con las ideas del líder.

Pero el trabajo de un líder exige algo más que carácter, conocimientos y acción puesto que exige resultados. Por muchos que sean los atributos de los líderes, su éxito o fracaso se va a medir por los resultados por lo cual tienen que aprender a fijar objetivos que garanticen el cumplimiento de las metas a corto plazo y largo plazo.

Aconsejemos que el líder debe enfoque su liderazgo basado en el “Work, fun & profit“ (trabajar, pásarselo bien y orientarse  a resultados).

 

wfp

Este es el tipo de liderazgo con el que se puede comprometer a la gente, el que puede hacer que la gente siga al líder y es el que necesitan muchas entidades en estos momentos.

 

Feliz semana !!

 

El Liderazgo en el Gestor Deportivo (2ºparte)

EL LIDERAZGO EN EL GESTOR DEPORTIVO (2ª parte)

En el artículo anterior vimos la importancia del liderazgo en  la gestión de los centros deportivos. Pero , a veces, se tiende a creer también, al líder, como un ser supremo, una especie de “superman” que dirige y guía a sus colaboradores y que lo acaba terminando todo él solito. Esta idea pertenece ya al pasado. El líder hoy en día es una persona más experta en la gestión de las emociones del equipo y en la gestión de las relaciones entre miembros del equipo que un ser supremo que entiende de todas las facetas y experto en cualquier aspecto del management.

La organizaciones hoy en día no necesitan héroes, necesitan personas que entiendan que hay que saber gestionar las emociones de sus colaboradores y saber comprometerlos.

Pero existe dos problemas fundamentales: por un lado hay cierta tendencia en la actual sociedad a no comprometerse en nada como consecuencia de una crisis alarmante de valores y por otro, hoy en día hay mucha competencia que compite con tu compromiso.  La solución en un buen líder es intentar hacer feliz a tu colaborador con su tarea y disfrutar de un buen clima laboral.

Se escucha y se lee en muchos sitios que hoy en día hay muchas empresas que han empezado a medir la felicidad de sus trabajadores en sus tareas profesionales:  es un signo más que hay gente que ha empezado a entender que para sacar más productividad, para tener más rendimiento , para fomentar más la creatividad, es mejor hacer felices a las personas con la tarea que realizan. En el campo del deporte esto está ganado ya que en teoría lo que te dice mucha gente es que trabajar en este sector es lo máximo porque puede unir una pasión y un trabajo a la vez…pero después nos damos cuenta que hay mucha gente que a pesar de trabajar en el mundo del deporte no se siente feliz con su tarea y esto hace resentir los liderazgos.

Un escenario positivo y enérgico motiva al seguidor y hace que se aumente exponencialmente su sentimiento de pertenencia. Pero para ello el líder debe ser transparente y leal con su colaborador. No debe haber diferencias entre lo que dice y lo que se hace porque si no es muy difícil poder comprometer a la gente y ser creíble.

Cuando ves a un equipo comprometido, con la visión y con el líder, seguro hay gente feliz con su trabajo, gente que colabora con el bien común y gente muy leal. Por esto mismo es que siempre insisto que una de las tareas más importantes de un ejecutivo en la empresa es la selección de las personas que van a trabajar con uno, o la adecuación a los puestos de trabajo. A veces tendemos a seleccionar con demasiada prisa y elegimos currículums  de mayor peso en hojas. Y lo que no nos damos cuenta es que estamos seleccionando a personas que después deberemos saber liderar y saber gestionar emocionalmente para poder comprometerlos con nuestros objetivos y así poder llegar a la visión de la empresa.

Además, si desde pequeños nos enseñaron a que todas las personas hay que tratarlas por igual, en el mundo de la empresa, no nos funciona y el líder debe percatarse de las particularidades de cada ser humano que tiene en su organización.

Así pues el líder hace avanzar a la organización a través de la gestión de las emociones del grupo. Una de ellas es la transmisión de la pasión para que el grupo despierte lo mejor que lleva dentro.

Feliz semana !!

El Liderazgo en el Gestor Deportivo (1ºparte)

 EL LIDERAZGO EN EL GESTOR DEPORTIVO (1ª parte)

El liderazgo es una de las habilidades que todo gestor tiene que desarrollar para poder gestionar de manera eficiente su centro deportivo.

Será labor de esta columna acercarles de forma sencilla y comprensible en qué consiste esa cualidad llamada “liderazgo”.

La figura del líder, hoy, es clave. En el ámbito del management de centros deportivos faltan líderes y el motivo es porque es mucho más fácil no serlo. El líder de cualquier grupo adquiere la responsabilidad de que las personas de su equipo se comprometan para alcanzar el objetivo. Es mucho más fácil, así, y menos desgastante esperar a que seas dirigido por otra persona. Y estamos, desafortunadamente en este punto en la mayoría de empresas…

El liderazgo se podría resumir en tres ejes que conformarían este triángulo:

 

Imagen1

Sin que estos tres elementos estén alineados, el liderazgo no funciona… Pero vayamos por partes:

  • El Líder de cualquier centro deportivo debe tener una mezcla entre ser una mente creativa y ser una mente estructurada. No es fácil tener el término medio pero sí que debe tener la responsabilidad que sus seguidores se comprometan con su visión. Esta es la parte más difícil del líder y donde todos nos hemos chocado alguna vez. Como convenzo a la gente y como los comprometo hacia la visión?
  • El líder, sin embargo, tiene otras dificultades para poder ejercer con éxito su liderazgo: La inteligencia emocional de saber tratar al equipo, la destreza de saber conseguir lo mejor de cada uno, de ilusionar a la gente, de comunicarse clara y continuamente,… Pero la parte más complicada del liderazgo es la determinación de la visión, el objetivo a partir del cual la gente realmente se puede comprometer y poder sacar lo mejor de cada uno de ellos. El líder que por mucho carisma que tenga no haya definido hacia donde va, no haya marcado el camino, sus seguidores no se van a sentir seguros y elegirán otras vías, otras opciones , otros líderes: El liderazgo sin camino se muere.

El líder nace o se hace?

Siempre existe un debate alrededor de esta pregunta y realmente es muy interesante. Es verdad que hay personas que nacen con el “cromosoma L “ del liderazgo a partir del cual ya nacen líderes? O es una cualidad que se aprende totalmente…entonces igual deberían existir escuelas de liderazgo de las cuales salieran claramente todos los líderes de todos los ámbitos de la vida?

La respuesta es que el líder nace, se hace y solo el que llega a ejercerlo es el que crea o aprovecha la oportunidad para poderlo ejercer. Me explico: Yo creo que existe seguro algún gen que marca la personalidad del individuo y que ello se refleja en que ya en edades infantiles, los líderes tengan esta destreza en dirigir el grupo, a los amigos, a la pandilla, etc.. Pero este liderazgo hay que trabajarlo y se debe ir perfeccionando a lo largo de la vida a través de las oportunidades y de las experiencias que ésta te dé para poderlo ejercitar. Solo así se desarrolla el liderazgo en las personas.

El liderazgo no se aprende en una escuela de negocios pero sí se moldea y te dan las herramientas necesarias para poderlo hacer. Pero donde realmente el liderazgo se consuma es cuando tienes la oportunidad y los medios de poderlo ejercer. Allí es donde se realiza el mayor aprendizaje del liderazgo.

Feliz semana !!

 

La Comunicación en clubes y centros deportivos

La comunicación en cualquier empresa y en especial en los centros deportivos resulta fundamental y es un elemento clave en la gestión de la entidad.

Además hoy en día, toca redefinir su función debido a que estamos en una sociedad que cambia a grandes velocidades y en donde la globalización está afectando a todas las estructuras de gestión del citado centro deportivo.

Una buena comunicación ayuda a transmitir una buena cultura corporativa, contribuye a extender de forma positiva la marca y mejora su imagen…. Pero también ayuda a fidelizar a los clientes o afiliados o introduce impactos atractivos en las campañas de captación comercial, haciendo mejorar los ingresos de la compañía. También ayuda a difundir hábitos saludables a la sociedad o a tener motivados a las personas que forman parte del equipo humano de la entidad ya que se sienten más informados y de esta manera fomenta el sentimiento de pertenencia en la organización.

Pero como hago para mejorar la comunicación en mi empresa o centro deportivo?

En mi opinión la primera decisión es reconocerle esta vital importancia a la función comunicativa. El Director /a de Comunicación de una entidad, club o centro deportivo tiene una función capital y de primer nivel y debe verse reflejado en el organigrama funcional . Debe estar presente en los órganos de decisión tanto en los comités directivos como en las juntas directivas acompañando al Director General.

Deberá tener relación con los medios, con los accionistas, con los clientes y debe representar a la entidad y saber ejercer el liderazgo en situaciones de crisis. Además tendrá el control de los mensajes que se emiten en la web y en las Redes Sociales , haciéndose responsable de lo qué la marca transmita a través de ellos.

Les parecen pocas funciones para un Director de Comunicación?

Eso sí, debe ser una persona que esté informada de todo aquello que ocurre tanto de los procesos como de las operaciones y movimientos corporativos para poder tener la máxima información y así poder tomar decisiones.

Desde aquí les propongo que le pongan mucha atención a la comunicación cuando trabajamos en un club o centro deportivo…La imagen que nuestros clientes tengan de nosotros va a verse influenciada por la calidad de los mensajes en nuestras continuas comunicaciones.

Si tienen la oportunidad, tengan un Director de comunicación potente, les será rentable. Si la opción es tener esta función asignada a una persona que ejerce otras funciones (Director de Marketing, Director General,…) intenten preservar la importancia de la comunicación en su manejo. Les va a dar la oportunidad de conectar con la sociedad, con sus clientes, con sus colaboradores y con sus accionistas.

Utilicen el Plan de comunicación como herramienta y guía de todas estas acciones…. Y vincúlenlo con el plan de marketing para que estén alineados. Si esto se produce no duden que sus clientes lo valorarán y repercutirá en su cuenta de resultados. Pongan atención a la comunicación…Valdrá la pena!!!

Pere Solanellas

Congreso de Gestión de Centros Deportivos en el CAR de Sant Cugat

Ayer acabó el I Congreso de Gestión de Centros deportivos en el marco de la Feria de Sports Unlimited y en el magnífico escenario del CAR de Sant Cugat.

Ha sido para Wuics una buena experiencia, un tanto agotadora pero les aseguro que muy gratificante. Gratificante por haber podido gestionar un Congreso en el marco de un lugar tan entrañable para mí y tan espectacular como el CAR de Sant Cugat y poder comprobar que a pesar de la grandeza de sus instalaciones, existen unas maravillosas personas que inundadas por intentar ayudar en todo momento a los deportistas tienen esa vocación de servicio y esa vocación de familia que les distingue de un modo especial.

A la vez reconfortante por haber podido comprobar que a pesar de la crisis que azota nuestro sector, la gente apuesta por la formación y por la asistencia a Congresos cuya principal función es ayudar a la gente en sus tareas en este apasionante sector como es el de los centros deportivos.

Han sido 3 días con una asistencia media de unas 110 personas por día donde la gente ha tenido un comportamiento exquisito, han realizado unas preguntas muy interesantes y han estado expectantes a las conferencias de nuestros ponentes.

Pero la clave del éxito no ha sido la gestión del Congreso ni la dedicación a que todo saliera bien, creo que la clave del Congreso han sido sus ponentes. Todos , sin excepción han rayado a gran altura. Hemos combinado charlas más sectoriales con charlas más académicas, gente con muchísima experiencia con talento emprendedor que viene empujando fuerte. Ha sido muy gratificante poder contar con todos ellos y percibir su ilusión al poder venir. A todos ellos les estoy  muy agradecido.

Para nosotros, poder contribuir a ayudar a la gente y poderles ofrecer herramientas, directivas  y experiencias del sector es el legado más preciado que nos llevamos del Congreso. Este legado seguro, nos empujará a pensar desde ya en el 2ª edición

Muchas gracias a todos.

Pere Solanellas

El futuro de los centros deportivos

El sector de las instalaciones deportivas está en ebullición. Estamos atravesando una crisis importante debido fundamentalmente a la pérdida adquisitiva de nuestros clientes y a la sobreoferta que existe en estos momentos en casi todas las ciudades. También, debido a que los gestores, en parte no hemos hecho los deberes y a la falta de innovación del sector que ha hecho que todos los operadores estén ofreciendo el mismo producto, y al tratar de diferenciarse solo se ha podido hacer por el precio, de ahí la entrada de los gimnasios low-cost.

Pero vayamos por partes a analizar esta etapa que, a parte de dolorosa para muchos también puede resultar interesante:

En los últimos años, España y en plena crisis, ha sido el país de la Unión Europea que ha abierto más centros deportivos y por el contrario el índice de personas apuntadas a un centro deportivo ha crecido pero no en la misma proporción. Además la capacidad adquisitiva de los clientes ha bajado debido a la recesión y muchos clientes o simplemente se han dado de baja de los centros y han elegido hacer actividad física en el medio natural, o bien han elegido otros centros deportivos o cuotas de menor importe.

Si analizáramos las cuentas de explotación de los centros deportivos, veríamos que aproximadamente el 85% de los ingresos está compuesto por la ecuación “p x q” siendo “p” el precio medio que paga mensualmente el cliente y “q” la masa crítica de los clientes. En estos momentos, está bajando el precio medio y está bajando el nº de clientes por centro, con lo cual la facturación de casi todos los centros deportivos ha bajado del orden de un 15-20% en el último año.

En cuanto a los gastos, no hay mucho más donde “rascar” que no se haya hecho hasta ahora: ha habido reducciones de personas en las plantillas, se han optimizado los costes de mantenimiento y suministros (aunque éstos no han parado de subir en tarifa), y se han reducido todos los gastos superflúos de los servicios profesionales independientes.

Esto hace que los centros deportivos como unidad de negocio hayan bajado sus facturaciones y sus gastos, y en consecuencia se han disminuido los resultados , incluso han aparecido en muchos casos los resultados negativos.

Las grandes cadenas, además, tienen una situación delicada ya que han crecido a base de un crédito fácil donde el negocio se apalancaba más de la cuenta, y ahora, el Ebitda que generan no es suficiente para poder asumir los gastos financieros, el retorno de capital del crédito y las inversiones continuas que deben realizarse en cualquier centro deportivo.

Con todo ello, han aparecido los centros low-cost que se están extendiendo en toda la geografía, otra vez sin control (no aprendemos) y están proliferando en zonas donde la demanda está ya cubierta, con lo cual solo hacen que repartir más el pastel. Esta aparición, muy criticada por algunos, tiene sin embargo bastante sentido ya que han repasado la cadena de valor y han eliminado las zonas de aguas, han eliminado mucho recurso humano y han aplicado un poco más la tecnología. Y todo ello por un precio muy inferior. Estos centros, que están para quedarse, corren el peligro de hacer “dumping” ya que las cuentas de explotación son muy exigentes con “q” muy elevadas y en algunos casos desnaturalizan un servicio que se venía prestando de enorme calidad y asistencia.

El futuro de esta crisis, claramente agravada por una medida muy dañina para nuestro sector como fue la subida del IVA en septiembre de 2012 y de la cual la mayoría de centros aún no se han recuperado, pasa por reinventarnos, hacer cosas diferentes, aplicar la tecnología pero sobretodo idear un servicio con el cual nuestro cliente esté satisfecho y pague adecuadamente por este valor.

Han pasado a la historia los centros que sólo vendían por su infraestructura, o los que inflacionaban el precio por un servicio mal dado. Ahora, en tiempo de cambios, los supervivientes serán los líderes del futuro y serán aquellos que apliquen la tecnología y la innovación, inculquen a sus trabajadores lo importante de gestionar cada “momento de la verdad” y busquen soluciones y no se conformen con la situación. Ha llegado la hora de los verdaderos gestores.

 

Pere Solanellas

CEO& founder  WUICS

Director Master Dirección Deporte

Universidad Pompeu Fabra